JUNIO-JULIO 2011, Nº 53, AÑO 7

 
   

DESCARGAR PARA IMPRIMIR (PDF)

 
 


 PROCESOS

Cuidado con los tiempos de votación

El nuevo Sistema de Autenticación Integral, SAI, elimina el antiguo sistema de captahuellas, que era usado, hasta la última elección, en 8 estados del país y se ubicaba como un sistema separado respecto a la máquina en la entrada del centro de votación. La introducción del SAI, o captahuella conectada a la máquina de votación, ahora en todas y cada una de las mesas, incorpora al ciclo de votación el tiempo de autenticar al votante, que antes era realizado en paralelo como proceso totalmente independiente. Según la escasa información aportada por el CNE hasta la fecha, el proceso de votación con el nuevo sistema se puede plantear de la siguiente manera: 
 

 
 


1. El elector se acerca al Miembro que maneja el cuaderno de votación en la mesa y le entrega su cédula (tiempo: t1). El Miembro ubica al elector en el cuaderno, le solicita colocar su firma y huella en el renglón correspondiente y devuelve la cédula.

2. El elector se dirige al Presidente de la mesa y le entrega su cédula. El Presidente digita en el nuevo “captahuella” el número de la C.I. del elector (tiempo: t2).

3. El Elector coloca su huella dactilar en el nuevo “captahuella” (tiempo: t3).

4. El Sistema busca electrónicamente la huella y la información del elector, compara la huella adquirida con la del ciudadano capturada previamente y emite un resultado. De ser positivo, el sistema desbloquea el botón (tiempo: t4). 

5. El elector camina 3 a 4 metros desde donde está el Presidente de la mesa y la captahella hasta la máquina. El presidente desbloquea la máquina presionando el botón de desbloqueo (tiempo t5).

6.   El elector vota, y se retira (tiempo t6). 
 

 
 


Los tiempos t2, t3 y t4 (se estima que sumen 2.5 a 3 minutos en promedio) que se le están añadiendo a la duración de la votación regular de procesos electorales anteriores. Estos tiempos, para aproximadamente la mitad de los electores del país que son los que han usado captahuellas hasta ahora, han sido consumidos en un proceso totalmente separado para cada votante y concurrente en paralelo al proceso de votación.  

Esto contrasta con lo explicado por técnicos y rectores del CNE, que han aseverado que con el nuevo sistema  los electores votarían más rápidamente.

Licitación para cambios al SAV

El CNE informó en nota de prensa del 18/05/11 que se elaborarán los prototipos para cambios en el Sistema Automatizado de Votación, a los efectos de estimar los costos e iniciar el proceso de licitación.  

Hasta los momentos no se conoce que haya comenzado ese proceso de licitación, ni siquiera se ha informado qué se estará licitando y quiénes podrían participar en el mismo. Mientras la Asamblea Nacional (AN) aprobó para el CNE el pasado 12/07/11 un crédito adicional por Bs.F. 499 millones 500 mil 704 ($116.162.954), para adquirir 12 mil máquinas de votación, 50 mil boletas electrónicas y 42 mil captahuellas (SAI). 

Ante la aprobación de este crédito adicional caben algunas preguntas: ¿Cómo se hizo el estimado de costos qué permitió aprobar esta solicitud de crédito adicional? ¿Cuánto exactamente costarán las 12 mil máquinas de votación? ¿Cuánto costarán las 50 mil boletas electrónicas? ¿Cuánto costarán las 42 mil captahuellas? 

Si para diciembre 2011 se pretende tener listos los cambios ¿dónde están los prototipos? ¿qué se va a licitar exactamente? ¿cuáles empresas participarán? 

CNE debe responder

La participación asumida por Súmate como organización ciudadana que realiza contraloría ciudadana electoral ha sido la de informar, formar y preparar a los electores para enfrentar los obstáculos, violaciones e irregularidades con una participación activa que permita que la defensa del voto sea mucho más que una consigna. 

Todo proceso electoral tiene un antes, un durante y un después, por lo cual desde ya tenemos que activarnos porque la defensa de los votos para las elecciones del año que viene ya comenzó. 

A partir de la poca información ofrecida por los técnicos del CNE, a algunos periodistas y representantes de los partidos políticos, quedan todavía por responder muchas de las dudas planteadas por Súmate, cuando el CNE dio a conocer por notas de prensa y declaraciones los cambios que pretenden hacer al Sistema Automatizado de Votación, SAV, para diciembre de este año. 

El CNE espera tener listos para diciembre de este año los cambios planteados y aprobados sin consulta previa a electores, actores políticos y organizaciones que hacen contraloría ciudadana electoral. 

Lamentablemente, el organismo electoral con su actuación nuevamente pareciera estar interesado en trabajar alejado de los principios de confiabilidad, imparcialidad y transparencia.  

¿Serán válidos los argumentos del CNE?

El argumento central del reemplazo del SAV es que el sistema tiene 7 años de vida y ya está arcaico. Sin embargo hasta los momentos no se ha justificado el por qué cambiar el principio de funcionamiento del sistema y someter al elector a nuevos riesgos. 

En el pasado se han adquirido nuevos equipos y por eso ya en Venezuela se dispone de máquinas de votación SAES 3000, que fueron las primeras que se compraron para el Referendo Revocatorio Presidencial de agosto 2004, como las SAES 3300 y SAES 4000, todas adquiridas posteriormente a Smartmatic.  

No obstante lo anterior, es oportuno resaltar que los cambios no plantean el uso del, amenazante en el pasado, cuaderno electrónico de votación, es decir,  entre tantos cambios, puede destacarse como positivo que se prevea que el cuaderno físico se mantenga. 

¿Qué se sabe del funcionamiento del SAI?

Una de las novedades anunciadas por el CNE en cuanto a las “captahuellas” o Sistema de Autenticación Integral (SAI) es que ahora será operado por el presidente de la mesa.  

Al autenticar a un elector, la captahuella no desbloqueará la máquina, sino que permitirá la activación del botón que, posteriormente, el presidente de la mesa accionará para permitir votar al elector. 

Si el presidente de la mesa de votación activa una máquina y el elector no ejerce su derecho al voto, la máquina se bloquea, y podrá ser desbloqueada sólo a través de una llamada a un centro de soporte, en la que proporcionarían una clave de desbloqueo.  

La captahuella estará conectada a la máquina de votación y no tiene capacidad de procesamiento local. El procesamiento de la huella (sistema AFIS) se ejecutaría en la misma máquina de votación. 

Otra pregunta qué se plantea es qué pasa en el caso de que un elector debidamente identificado sea rechazado por la captahuella. Hasta ahora no se ha dado una respuesta satisfactoria, pero ha quedado claro que el presidente de la mesa podrá tener la capacidad de “desbloquear” la máquina para que el elector ejerza su voto, independientemente del resultado arrojado por la captahuella.

Lo anterior demuestra que, aún si el CNE cuenta con las huellas de los electores antes de las elecciones de 2012, el principio de un elector un voto seguirá sin estar garantizado, al menos en algunos casos. Si el principio de “un elector un voto” es la justificación al sistema, lo cierto es que siempre podrá ser vulnerado en cuanto a que el presidente de la mesa pueda tener la opción de permitir votar o, por el contrario, impedir el derecho del elector.  

Otra novedad que se ha anunciado es que el sistema podría trabajar con la nueva “cédula electrónica” que permitiría al votante identificarse directamente con su cédula y su foto. Pero al mismo tiempo se menciona que este proceso de cedulación para todos los venezolanos tardará por lo menos 3 años.  

Para cuando aparezcan estas nuevas cédulas, ya el sistema tendría 3 ó 4 años de vida, camino a ser arcaico. Por ello se plantea ¿por qué para incorporar los cambios no esperar a que se concluya con el proyecto de una nueva cédula de identidad? 

En el cuadro ubicado en la contraportada se presenta una compilación de preguntas relevantes realizadas en su momento por Súmate, las respuestas obtenidas del CNE y la ausencia de información acerca de  los cambios de un sistema, que no han sido consultados con los actores más importantes: los electores.
 

 

Monitor Electoral: una publicación de Súmate
Director: Ricardo Estévez — Jefe de Información: José Enrique Delgado
Producción de las Coordinaciones Súmate: Contraloría Ciudadana - Investigación - Comunicación y Medios.
www.sumate.org — Twitter: @sumate