VOLVER AL INICIO

 


El gobierno eliminó un espacio de disidencia al proceso político
“CIERRE DE RCTV ATENTA CONTRA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN”

(Caracas, 05 de Julio 2007 - Nota de Prensa Súmate 217) -El reciente cierre del canal Radio Caracas Televisión es una prueba de las restricciones y limitaciones en que se encuentran algunos derechos humanos fundamentales en Venezuela, entre ellos el de la libertad de expresión, de acuerdo a la organización ciudadana Súmate. Esta ONG considera que todo gobierno democrático debe promover la pluralidad de voces y fomentar la discusión pública para que el pueblo pueda ejercer sus preferencias, en vez de perseguir o sancionar a periodistas y medios.

Desde el pasado mes de enero esta organización ciudadana viene ejecutando, junto con otras organizaciones y periodistas de todo el país, una serie de actividades que han posibilitado la movilización de la ciudadanía en defensa de la libertad de expresión, que se insertan dentro de su misión de construcción de democracia y defensa de los derechos humanos. Estas acciones incluyen foros, demostraciones ciudadanas, asambleas de ciudadanos y marchas.

Persecución judicial a periodistas

Otra de las evidencias de restricciones a la libertad de expresión es la utilización, por parte del gobierno, de todo el poder del Estado contra los periodistas y medios de comunicación privados no alineados con su política y que denuncian la corrupción, las irregularidades, la ineptitud o abuso del poder por parte de funcionarios del Estado. 

De acuerdo a Súmate, el gobierno del Presidente Chávez viene utilizando a organismos e instituciones del Estado como CONATEL (Comisión Nacional de Telecomunicaciones), para monitorear a medios televisivos y radioeléctricos con el fin de aplicarles leyes y reglamentaciones represivas; el SENIAT (Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria) para aplicar sanciones administrativas que van desde multas hasta cierre de medios; la Asamblea Nacional para aprobar leyes y reformar otras, entre ellas la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, con el fin de criminalizar la actividad periodística, y, por último, los propios Tribunales Judiciales que han venido abriendo procesos contra periodistas y medios.

Por el solo hecho de ejercer su labor se le han abierto procesos judiciales a más de una decena de periodistas y comunicadores sociales con largas trayectorias profesionales y un amplio reconocimiento público.

Sanciones a medios de comunicación

Como el caso más grave en contra de los Medios de Comunicación Social, Súmate menciona el reciente del cierre del canal Radio Caracas Televisión, al que se agrega otros como la sanción penal al diario vespertino Tal Cual y al humorista Laureano Márquez, a quienes se les obligó a pagar una multa de 40 millones de bolívares, impuesta por una jueza de menores el 13 de febrero de este año; la crítica del Presidente Chávez el domingo 24 de marzo al diario con tendencia oficialista Ultimas Noticias, por un reportaje sobre pérdidas de 100 millones de dólares para Venezuela en la construcción de unas plantas procesadoras de leche y maíz, en asociación con Irán. A esto se añade la carta enviada por el ministro para la Economía Popular del gobierno el lunes 25 de ese mismo al Director y a la periodista redactora de esta información, acusándoles de estar participando en una conspiración.

A esto se suman otros casos como la multa de 28 millones de bolívares y el cierre de 24 horas por la vía del Seniat al Diario “El Impulso” en el estado occidental de Lara, el allanamiento al semanario La Razón en Caracas; ambos hechos ocurrieron en octubre de 2005; y el intento de desalojo de su sede al diario Caroní en el estado Bolívar, ubicado en el sur del país, en mayo de 2006.

Con el cierre de RCTV, el gobierno logra eliminar un espacio de disidencia 

Para Súmate el gobierno ejecutó esta decisión de cierre del canal de televisión privado de mayor cobertura y sintonía nacional; a pesar de saber que más del 80 por ciento de los venezolanos la rechazaba, tal como lo recogían las últimas encuestadoras de este país como Hinterlaces (83% en desacuerdo con cierre de RCTV) y Datanálisis (70% en desacuerdo con la expropiación).

La salida del aire de la señal de Radio Caracas Televisión (RCTV) suspende al menos el 50% de la voz de la oposición en términos comunicacionales, con lo cual el gobierno logra eliminar un espacio de disidencia al proceso político. 

Lo más grave, de acuerdo Súmate, es con esta medida el Presidente busca doblegar y someter a los demás medios de comunicación social que todavía se mantienen firmes en defensa de la democracia, obligándoles a la autocensura. Con ello se afecta el derecho de los venezolanos a tener libre acceso a la información y a contar con medios que puedan expresar sus protestas, inconformidades o desacuerdos con la política gubernamental.

Gobierno reitera amenazas a otros medios de comunicación 

El Presidente Chávez ha vuelto a arremeter contra algunas televisoras y radioemisoras privadas en los últimos días. En menos de una semana, ha establecido 3 cadenas de televisión y radio (martes 29 de mayo, el sábado 02 y el domingo 03 de junio) en las que ha amenazado con cerrar o quitarle la concesión de transmisión a algunos medios de comunicación privados, porque no es de su agrado la cobertura y difusión que han dado a las manifestaciones de miles de ciudadanos en todo el país, ni la denuncia que han hecho de la represión brutal que ha dejado un saldo de decenas de heridos y más de 200 estudiantes detenidos. En todas estas alocuciones, el Presidente Chávez ha enfilado sus baterías contra el canal de noticias Globovisión. 

La última arremetida legal contra la línea editorial de este canal de televisión es la investigación por supuesta incitación al magnicidio solicitada por el Ministerio de Comunicación e Información a la Fiscalía General de la República contra el conductor del espacio diario de información y opinión Aló Ciudadano y el director general del canal de noticias Globovisión, debido a la transmisión el pasado viernes 25 de mayo de un video contentivo de retratos históricos de los 53 años de RCTV, específicamente del momento en que el Papa Juan Pablo II sufría un atentado, el cual fue musicalizado con una parte de la canción “Tengan fe” de Rubén Blades, la cual incluye la frase “esto no termina aquí”. Con una velocidad inusual, esta instancia del Estado venezolano respondió a la solicitud del gobierno nacional, citando a ambos ciudadanos a comparecer esta misma semana.

Gobierno cuenta con un gran poder mediático

De acuerdo a Súmate, el gobierno tiene una presencia mediática avasallante y aplastante, la cual no tiene precedentes en la historia política del país y en latinoamérica:

 En televisión, cuenta con el
Ø canal del Estado Venezolana de Televisión, Telesur, Vive Tv, ANTV y ahora de Tves, que se apropió de la señal y equipos de transmisión en todo el país de RCTV. Además de 18 televisoras comunitarias de señal abierta.

 En el circuito radioeléctrico, Radio Nacional de Venezuela con cobertura nacional, 163 medios radioeléctricos y 143 medios comunitarios. A esto hay que agregar la información de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) en noviembre de 2005 de que tenían conocimiento de unas 3.000 radios comunitarias, de las cuales solamente 1.300 tenían permiso de habilitación administrativa para poder funcionar.

 En prensa, la Agencia Bolivariana de Noticias, que produce
Ø noticias para Venezuela y el mundo; el diario oficialista VEA; los semanarios y quincenarios oficialistas Los Papeles de Mandinga, La Hojilla Impresa y Temas Venezuela; además de 72 periódicos comunitarios alternativos.

 En páginas digitales, se habla de más de 100 páginas web promovidas y financiadas por el Gobierno, más una gran cantidad de blogs de personas vinculadas al gobierno o a su partido.

Otras acciones del gobierno que atentan contra la Libertad de Expresión.

También el Gobierno del Presidente Chávez restringe y limita la Libertad de Expresión con:

1. Las cadenas nacionales que de forma abusiva y frecuente interrumpe la transmisión habitual de los medios televisivos y radioeléctricos. De acuerdo al comunicólogo y profesor de postgrado de la Universidad Católica Andrés Bello, Marcelino Bisbal, hasta febrero de 2006 el Presidente había transmitido su mensaje en cadena nacional de radio y televisión 1.339 veces, lo que representa 810 horas con 56 minutos. Calcula aproximadamente que entre cadenas y el Aló Presidente, la voz del Presidente permanece diariamente unos 90 minutos en promedio. 

2. Cerco económico a los medios que disienten de la línea oficial, con eliminación de la pauta publicitaria produciendo grandes dificultades a los diarios y estaciones de radio de la provincia. Como también privilegios publicitarios para quienes se pliegan a la línea gubernamental. 

3. Impedimento al acceso de la fuente informativa gubernamental a periodistas de medios de comunicación privados. 

Por eso, para Súmate el cierre de RCTV es una prueba contundente de la situación delicada en que se encuentran algunos de los derechos humanos fundamentales en Venezuela.

…Construimos Democracia

 
 

Asociación Civil Súmate | Twitter: @sumate