VOLVER AL INICIO

 

Director de Súmate cree que el Poder Electoral sigue en mora
DASHIELL LÓPEZ: “EL CNE NO LE TRANSMITE CONFIANZA
AL ELECTOR VENEZOLANO”

[Crítico] El experto considera que el adelanto de la consulta presidencial debe activar a los venezolanos, que hay una discriminación con los puntos del RE y que se vulnera la soberanía en el exterior

(Caracas, 18 de septiembre 2011 / La Verdad / Nailibeth Parra Carvajal) - Transparencia e imparcialidad. Los dos principios que debe cumplir el Consejo Nacional Electoral (CNE) están siendo violados según Dashiell López, director de Contraloría Electoral de la organización Súmate. En entrevista con La Verdad, el experto en procesos electorales analizó los pro y contra del recién anunciado calendario de comicios presidenciales, regionales y locales.

Contrario a lo que asegura Tibisay Lucena, rectora principal del CNE, López sostiene que la consulta que definirá el cargo presidencial sí fue adelantada. “Hay una tradición electoral”, que a su juicio se rompió.

Pero admite que de todo esto lo que hay que saludar es que ya se conocen las fechas: “Se acabó con la incertidumbre”. Sin embargo, advierte que hay que seguir insistiendo que el ente rector defina el día de diciembre que se elegirían a los gobernadores y consejos legislativos, y la fecha de abril cuando se escogerán alcaldes y concejales.

Defender el voto y organizarse desde este momento son las salidas que propone el integrante de Súmate para acabar con los temores del elector hacia el nuevo sistema automatizado de votación.

López insiste: “El voto es secreto”. Asegura que hay estudios técnicos que lo sustentan. El venezolano no se puede dejar intimidar. “Contra esos nos estaremos enfrentando el año que viene y asumiremos el terreno”.

-          ¿Cree que el calendario electoral se acomodó para beneficiar algún factor político determinado?

-          A estas alturas lo importante para los ciudadanos y para los partidos es que ya el calendario está definido y hay que prepararse para votar, participar y defender esos votos en las fechas establecidas. Lo importante es ahora exigir que se sepa lo antes posible el día de la elección de gobernadores y legisladores, así como la de alcaldes y concejales.

-          ¿Se adelantó o no la elección presidencial?

-          Aunque no haya ninguna ley que establezca cuándo debe ser convocada una elección, la Constitución sí establece la fecha en la que el Presidente debe ocupar funciones, que es el 10 de enero del siguiente año en el que sea electo. Ya hay una tradición electoral. Si uno revisa antecedentes nos encontramos con la experiencia de los legisladores que se eligieron el 26 de septiembre de 2010 y que iban a ejercer funciones en enero, vimos cómo se utilizaron esos meses para hacer cambios en lo  que era el reglamento de interior y debate de la Asamblea Nacional para aprobar leyes sin ningún tipo de consulta pública. Lo que se pretende con este adelanto es tener un tiempo de maniobra de tres meses.

-          ¿Le parece indicado el tiempo de separación entre una elección y otra?

-          Suena como un tiempo lógico, porque uno de los procesos que debe cumplirse entre una elección y otra es que deben ser recogidas todas las máquinas, deben ser reprogramadas, hacerle revisión técnica y enviarlas de nuevo a los centros de votación, y eso tarda entre mes y medio y dos meses. Pero creo que la primera elección que hubo que programarse fue la de alcaldes y concejos municipales, porque la última elección de concejales fue en agosto de 2005, y en abril de 2013, cuando los volvamos a elegir, esos funcionarios van a tener dos periodos en funciones.

-          ¿No cree que se juega al cansancio electoral y por ende a la abstención con programar tres elecciones tan seguidas?

-          Siempre se supo que las elecciones de concejales y alcaldes iban a ser separadas a la de Presidente, porque así lo establece la ley. Y si juntaban a gobernadores y alcaldes lo que jugaba en contra era la cantidad de votos que tendría que hacer cada elector. Entonces de todas, todas es buena la decisión que las hayan separado.

-          ¿Está capacitado el CNE para organizar tres elecciones casi en paralelo?

-          Eso lo que genera dentro del CNE es un trabajo adicional. Es cierto que habrá actividades de la elección de Presidente y de gobernadores que se harán en simultáneo, es decir, el cronograma de la elección presidencial y de las regionales en algún momento coincidirán, pero no es problema, porque no sería el primer cronograma que se lleva de esta manera en el país. Lo importante es que el CNE anuncie el cronograma electoral para saber cuáles de esas actividades se realizarán en paralelo.

-          Cada vez más es un hecho la automatización al cien por ciento del proceso electoral venezolano…

-          Sí, fueron cambios que planteó el CNE sin ningún tipo de consulta a los electores.

-          ¿Cuál es su apreciación sobre este tema?

-          La boleta electrónica es un cambio que pareciera beneficiar al elector, porque será más grande, además podrá votar sobre el partido y no sobre los óvalos. Pero los cambios que nos preocupan son los de la autenticación integral, con el que habrá una captahuella por cada mesa electoral.

-          ¿Cuál es el problema que eso genera?

-          El uso de estas captahuellas es que ahora ya no sólo se utilizarán fuera de la mesa de votación sino que estarán conectadas a la máquina de votación. Lo que preocupa y en lo que hay que trabajar es en la percepción de la gente en la intimidación de poder asistir con una captahuella conectada a la máquina de votación, porque aunque técnicamente hemos demostrado y se ha podido decir con toda la confianza y seguridad que el voto es secreto, lo más seguro es que con este sistema de autenticación integral si se pretende utilizar, el voto seguirá siendo secreto. En caso que los técnicos descubran algún tipo de irregularidad se podrán hacer modificaciones que permitan decir con toda seguridad que el voto es secreto. Contra eso nos estaremos enfrentando el año que viene y asumiremos el terreno.

-          ¿Qué es más importante, un sistema electoral técnicamente operativo o que sea confiable?

-          Lo más importante es que el Consejo Nacional Electoral dé muestras de transparencia, de imparcialidad y de confiabilidad. Lo importante de un sistema electoral es que los electores tengan confianza en él, y para eso el ente electoral debe dar mucha más información y ser imparcial en las actividades que lleva a cabo. En este momento, el CNE no le transmite esa confianza al elector venezolano.

-          En todo el país siguen las denuncias contra el Registro Electoral. Los jóvenes aseguran que no se están dando las condiciones para inscribirse.

-          El CNE dice que hay mil 300 puntos desplegados, y cuando uno se pone a ver los que tiene publicados en su página web sólo hay mil 83. Además cuando se revisan los estados con mayor cantidad de electores nos damos cuenta de que no hay suficientes puntos asignados. Por ejemplo, Carabobo tiene un millón 419 mil 942 electores y apenas tiene asignados nueve puntos. No se está respetando eso, no hay un criterio de imparcialidad, de transparencia y de confiabilidad en cuanto a la ubicación y distribución de los puntos que permita que se tenga confianza en el Registro Electoral. Por otro lado, al no dar a conocer los días de las elecciones regionales y locales hay muchos nuevos electores que dejarán de inscribirse, porque si hay alguien que cumpla 18 años en diciembre de 2012 todavía no se puede inscribir porque no se sabe en qué fecha será la elección, y lo mismo sucede con alcaldes y concejales.

-          ¿Se sigue vulnerando el derecho a votar de los venezolanos en el exterior?

-          No puede ser que dejemos en las leyes de otros países el derecho al voto, eso vulnera nuestra soberanía. Nos están poniendo como condición que para poder inscribirnos en el Registro Electoral en el exterior hay que revisar qué es lo que dicen las leyes de otros países. Si somos un país soberano, el CNE debe pedirle a los consulados sólo los requisitos mínimos.

-          ¿Sigue dependiendo el voto venezolano de los que se queden en las mesas para defender y cuidar esos votos?

-          El llamado no sólo es a participar sino a defender. Esa defensa de los votos comienza ya. Es verdad que los testigos tienen un gran peso, pero también es verdad que esas personas que durante el primer trimestre del año sean seleccionadas como miembros de mesa puedan ser notificadas, reciban un taller de formación, que se presenten en las mesas, que armemos grupos de logísticas. Hay que informar al elector que no sólo asista a votar, sino que acuda a los actos públicos de escrutinios y auditorías. Son muchos factores asociados a participar. No es defender el voto de un partido o de un candidato, es el voto de todos los venezolanos en cada una de las mesas de votación.

 
 

Asociación Civil Súmate | Twitter: @sumate